La importancia de un guía en los museos

Los museos son una manera de conectar con el arte de lo que se expresa. Son muchos los espacios que requieren de un establecimiento en el que alojar su contenido y darle de esta forma, una buena explicación para que el resto del mundo lo entienda. No importa qué sea de aquello que hable el lugar o cuáles las anécdotas que pongan en pie puesto que siempre contamos con cosas que explicar y el hecho de tener a alguien que sepa, ya es toda una buena hazaña.

¿Por qué es buena la contratación de un guía turístico en un museo?

La mayor parte de las veces que vamos a los museos es por la iniciativa de ver algo más de lo que tiene la ciudad. En una provincia cualquiera no solo podemos localizar espacios dedicados a la ciudad en la que estamos sino que también conseguiremos dar con puntualidades que no están en otros sitios. Por lo general, los museos dedicados a las pinturas o el arte en general, guardan verdaderas joyas que, en caso de que no vayas a ese en específico no podrás verla de manera física en ningún otro sitio.

Los guías turísticos son un recurso perfecto para comprender qué es lo que tenemos delante. Tanto a la hora de ver pinturas como monumentos de todos los estilos posibles, es bueno hacernos con una persona que pueda darnos datos únicos de la obra en sí. Los detalles -cuanto más ocultos mejor- son muy especiales y concertados por un experto o alguien que ha estudiado el contenido sin duda, quedará mucho más presente en nuestras  memorias.

¿Cuánto cuesta contratar a un guía de museos para las explicaciones?

La cuantía que tiene un guía de museos dependerá bastante de aquello que queramos ver, el tiempo que va a estar con nosotros y la ciudad en la que nos localicemos. A pesar de que desde el desconocimiento podamos llegar a pensar que esto es demasiado caro, lo cierto es que para nada es así. Los descuentos son una realidad que nos hace más sencillo el detalle de poder disfrutar de un experto sin que por ello nos tengamos que gastar demasiado dinero.

Habitualmente se conocen bien los casos de personas que para centros de Bellas Artes quieren que haya alguien que pueda identificar el cuadro de manera rápida y nos diga las razones que le llevaron a tenerlo ahí o cualquier otro detalle de interés que podamos considerar. Las esculturas o espacios de exposición son mucho más atractivas cuando hay una persona que sabe haciéndonos entender cada uno de los detalles.

Los guías turísticos suelen ser persona que se han especializado en Historia del Arte, Restauración o cualquier modelo académico que nos defienda los intereses de las artes relacionadas con la pintura, escultura o fotografía. Dicho esto, siempre que te hagas con un profesional que se esmere en los puntos de aquí, seguramente estés ganando y haciendo que el recuerdo después de haber pasado por ese museo, se quede de una forma diferente en tus pensamientos.